Domingo de Ramos

image

Domingo de Ramos. Entramos ya en la Semana Santa para celebrar los misterios de la muerte y la resurrección del Señor. No se trata de recordar historias pasadas. Puestos a recordar tendríamos que elegir los “buenos momentos” de verdad, no aquellos de la humillación, el sufrimiento, la muerte del Señor, el escándalo de la cruz… Es necesario hacer un ejercicio de interioridad. No hay que recordar, hay que revivir. Sin cruz, nos dijo el Papa Francisco, no hay seguimiento de discípulos. Sin la de Jesús y sin la nuestra. Pero ahora toca la suya. Hay que hacer “Pascua”, es decir, “Paso del Señor.” Dejar que El realice en nosotros su paso salvador. Porque necesitamos ser salvados, rescatados, amados hoy de nuevo, otra vez. “Murió por mí” llegará a decir Pablo. La historia no va con otros, o tal vez sí. Pero ciertamente que va en primer lugar conmigo. “Déjame, Señor, acompañarte. Déjame ser de los tuyos y hacer a tu lado este recorrido santo. Déjame, como a Juan, reclinar mi cabeza en su pecho. Que no sea en balde en mí tanto sufrimiento y tanta entrega.” ¡¡Hosanna al Hijo de David. Bendito el que viene en el nombre del Señor!!

 

Anuncios
Imagen | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.