Yo soy la resurrección y la vida

Agua para la sed, luz que rompe la oscuridad y alumbra nuestro camino, y ahora resurrección y vida. Las catequesis bautismales de Juan han ido “in crescendo”, y llegan hoy a su punto culminante. ¿Quién ha podido decir jamás a otro hombre “Yo soy la resurrección y la vida”? Pues esta es la gran proclamación que se contiene en la liturgia de este domingo quinto de cuaresma. Resurrección porque hay muerte, y muerte en todos los sentidos que queramos plantear. Resurrección porque la muerte es la experiencia segura de cada hombre y mujer que viene a este mundo. Muerte física, única en la experiencia de cada uno. Y muerte espiritual, afectiva, anímica mil veces repetida en el devenir de nuestros días. Enfermedad y dolencia, debilidad y pecado, infidelidad e impotencia… ¿quién de nosotros no la experimenta? Es preciso renacer, es preciso que alguien nos devuelva a la ilusión, a la esperanza, al calor, al optimismo, a las ganas de vivir, en una palabra, a la vida. Jesús se ofrece a cada hombre y mujer para ser siempre experiencia de resurrección. Porque nos resucita cuando nos saca de nuestras oscuridades, de nuestros aburrimientos, de nuestros abatimientos, de nuestra falta de alegría de vivir. No tenemos por qué permanecer en la muerte. Basta que extendamos la mano y abramos el corazón. ¿Crees tú esto? Jesús es resurrección y es vida. De hecho, los episodios más hermosos de nuestra existencia están íntimamente ligados a momentos en los que su mano nos ha asido, momentos en los que él ha pasado pronunciando nuestro nombre y arrancándonos de nuestro mutismo. Seguir a Jesús, ser su discípulo, es optar por vivir, por dar un sentido pleno a nuestros días. No estamos condenados a languidecer y a vivir nuestros días arrastrando el pesado fardo que en tantas ocasiones cae sobre nuestros hombros. Jesús es resurrección y vida. Quien experimenta la muerte puede volver a vivir, y eso todas las veces que sea necesario. Eso, sólo mirando a Jesús, agarrándose a él, creyendo en él. “Marta, ¿crees tú esto?”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.