¡Se ha cumplido la promesa…aquí está!!!

¡Qué hermosos los pies del mensajero que anuncia las buenas noticias!! ¡Qué hermoso el día de la Navidad, que trae consigo la noticia de nuestra redención, porque hoy ha querido Dios ser el Enmanuel (Dios-con-nosotros). Ha querido compartir nuestra humanidad, Él, que nos creó, que nos hizo a su imagen, ha querido ser uno de nosotros para que también nosotros compartamos desde ya su divinidad. ¡Porque el hombre que Dios creo, el que nació cuando quiso pronunciar nuestro nombre, ése ser humano está llamado a una plenitud que no podría ni soñar: está llamado a “ser como él, a verle como él es.” ¿Qué más se puede hacer, sino adorar arrodillados en humildad a quien se han hecho tan pequeño para hacernos tan grandes? “No temáis, os anuncio una buena noticia, que lo será para todo el pueblo: hoy en la ciudad de Judá os ha nacido el Salvador, el Señor”.

No te quedes a la entrada del portal
contemplando la pobreza del lugar;
no consientas que su aspecto te detenga en el umbral
y te pierdas la alegría del hogar.

NAVIDAD ES TIEMPO DE ESPERANZA
NAVIDAD, REGALO DEL SEÑOR,
NAVIDAD ES DIOS QUE NACE PARA TU LIBERACIÓN,
NAVIDAD ES TIEMPO DE DIOS.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.