LOIOLA 2013

TODAS LAS ENSEÑANZAS EN FORMATO PDF

Al igual que hicimos con la Acampada de Navidad proponemos este “diario” para que cuantos no pueden asistir tengan la oportunidad de seguir Loioa 2013 desde sus casas. Os contamos cuanto acontece entre los que venimos y, sobre todo, os compartimos las enseñanzas y los momentos más significativos del encuentro.

VIERNES DÍA 22 DE FEBRERO

Buenas noches. Gabon. Ya hemos comenzado. Todavía no estamos todos, pero había que comenzar y lo hemos hecho. Como es sabido nos visita Noel Chircop, maltés. Primera sorpresa: habla español correctamente y lo entiende aún mejor. Gloria a Dios. De todos modos, dice que no se siente con suficiente dominio de la lengua como para dar las enseñanzas en castellano, así que lo hará en inglés. Nos traduce Lourdes Martin. Como ahora no hay tiempo para nada más, os dejo el primer rato de enseñanza que hemos tenido antes de la cena. No tiene desperdicio. Aviso. Así que, si quieres parcicipar, pincha en la PRIMERA ENSEÑANZA. Hasta luego.

Buenas. Aquí estamos otra vez. Después de la cena hemos tenido la eucaristía, presidida por el amigo Samu. Los otros dos curillas, Lázaro y Elías. La sala ya estaba algo más llena, aunque se ven “calvas”. Cosas de la crisis, sin duda. El frío no creo que tenga mucha culpa, porque invita a estar dentro, precisamente. Pero el ambiente, fenomenal, como de costumbre en estas cosas del Espíritu. Y eso que es viernes y a cada cual se nos nota nuestra cadacualada habitual cuando llegan las últimas horas de la semana laboral. Pero el Señor nos ha invitado a estar un ratillo con él, y parece que el plan va de descanso. ¡Ya veremos! Lo digo porque conocemos de sobra el percal. Hay marejadas de fondo que no tienen nada que envidiar a las tormentas de superficie. Nos dice Chircop que Jesús ha tenido un sueño con nosotros… contigo, quería decir. Ha soñado que le gustaría hacer algo en ti para que tú pudieras hacer algo por su Reino. La verdad es que la enseñanza segunda, que ha ocupado el tiempo de la homilía, no tenía desperdicio. Si quieres enterarte de lo de los sueños de Jesús, aquí tienes la SEGUNDA ENSEÑANZA. Y luego, después de la comunión, el postre. Tareas para esta noche. Silencio, salvo para dar ánimos a quien creamos que los necesita. Y para escribir tres emails con esta consigna. Yo, de momento, cumplo lo uno y lo otro contigo. Y digo aquello que dice el Señor: “Sé valiente, ten ánimo y confía en el Señor.” A fin de cuentas ha tenido un sueño… no una pesadilla. ¡Gloria al Señor! Pongo a tu disposición también el ENCARGO CONCRETO que nos ha hecho. Hasta mañana. Felices sueños.

DÍA 23 DE FEBRERO. SÁBADO

Buenos días. Egunon. Comenzamos la jornada, como es habitual entre nosotros, con los Laudes. A las diez de la mañana estamos todos puntuales en el salón y comienzan los cantos. Fuera hace frío está comenzando a nevar. Dentro se siente el calor de la fraternidad y de la oración que se está poniendo en marcha. Comienzan los Laudes: Te alabo, Señor, con todo mi ser. Cantamos y comenzamos a alabar al Señor. Como en oleadas sucesivas, la alabanza brota de aquí y llega hasta el fondo de la sala, o al revés, pero siempre termina envolviendo a todo el pueblo. El pueblo alaba a Dios y el Señor actúa en medio de su pueblo. Comienza a hablarnos: nos habla de la nieve de fuera y nos invita a entrar en su hogar, lleno de calor. Y vuelve a suscitar la alabanza común. Con un Salmo (el Cántico del Exodo (Ex 15, 1-4.8-13.17-18) vamos haciendo posible una alabanza nueva: “Mi fuerza y mi poder es el Señor”, “él es mi Dios, yo le alabaré”, “quién como tú entre los dioses”, “nos llevaste con tu poder hasta tu santa morada”, “el Señor reina por siempre jamás…”

Luego, de nuevo, una preciosa palabra de profecía: “No te hablo como a un coro, no quiero que me respondas de forma coral…”

Finalmente, la primera enseñanza de la mañana. Absoluta seguridad de que estamos con el Señor. La comunidad nos introduce en su presencia para que nos pueda curar. Le pedimos cantando que sane nuestro corazón de piedra y que haga de el un corazón de carne.

Tras un ratito de descanso, volvemos a la carga. Una nueva enseñanza en ambiente de escucha y oración. El tema: Integridad y fidelidad. Que el Señor pueda fiarse de nosotros. Cristianos íntegros y fieles en la palabra dada, para que el Señor pueda hacer su obra.

Después de la comida hemos ido con Noel Chircop a la capilla de la conversión. Él ya había estado ayer, pero necesitamos medir los tiempos porque esta noche vamos a tener una adoración muy especial, compartida y repartida entre la sala normal y la capilla de la conversión, con procesión de por medio. “En este lugar entregó su vida a Dios Iñigo de Loiola.” Es la frase que preside la habitación de la conversión. No es difícil averiguarle las intenciones al Señor y al lugarteniente que nos ha traído para esta ocasión… Lo digo aquí porque no va a ser posible contarlo “al minuto”. Este es el plan para esta tarde: A las 4, un rato de alabanza. A las 4,30 preparación para el sacramento de la reconciliación. A partir de las 5 tiempo para las confesiones y la oración en grupo. Cuando se termine, tendremos un rato de descanso hasta la Eucaristía. La podemos calcular hacia las 7,30. Después de la cena vamos a tener adoración, pero hoy va a tener algunos matices muy particulares. Ya los contaré a su hora. Pero la adoración, como indicaba antes, se va a realizar entre la sala y la capilla de la conversión. Como no cabemos todos a la vez, se hará en dos turnos. Noel parece tener las ideas claras. Supongo que el Señor aún más.

Buenas noches. Gabon. Son las 11,55 y ya estamos de retirada de una tarde y de un día que han sido realmente intensos. Intensos por lo bien aprovechado del tiempo, e intensos por la profundidad de los temas y de la palabra recibida. Hemos comenzado la tarde con un buen rato de oración y de alabanza. En ella el Señor nos ha llevado “mar adentro”, nos ha invitado a remar y a echar las redes para pescar. ¡A remar! A continuación ha tomado la palabra Noel Chircop con una nueva enseñanza para conducir nuestra reflexión hasta el sacramento de la reconciliación. Con delicadeza ha ido motivando nuestra necesidad de poner ante el Señor todo lo que nos separa de él y a hacerlo con fe cierta de que estamos ante él en este sacramento. Una vez comenzadas las confesiones (con tan sólo tres sacerdotes), él ha continuado la enseñanza-oración, que ha ido conduciendo casi hasta las siete de la tarde. Ha habido tiempo para orar, para cantar (Entra, Jesús, hoy en mí, A Jesús el Señor, Caminantes en la noche, Quien no ama no ha conocido a Dios, Se ha cumplido la promesa), y para descansar. A las 7,30, la Eucaristía. El Señor nos ha hablado de compromisos y de amores imposibles… “Hoy te comprometes ante el Señor… Hoy el Señor se compromete contigo…” Y luego el más difícil todavía: “Amad a vuestros enemigos, orad por quienes os persiguen y calumnian…” La homilía ha puesto punto final a la palabra recibida en la jornada de hoy.

Después de la cena, la adoración. Nada de lo que estaba preparado con tanto mimo por parte del Noel. A los buenos de los Jesuitas de esta casa les ha parecido un poco demasiado la propuesta de un grupo de 160 carismáticos pasando en procesión por sus claustros a horas intempestivas “en silencio”. Han dicho eso de “tararí, que te vi…” Demasiado milagro para palabras tan cortas. Así que hemos tenido que hacer lo de “marcha atrás y “serdo” a cuadra”. En este caso, “serdo” precisamente no. Y cuadra tampoco, cachis…  El Señor se ha tenido que contentar con estar en la sala, sin darse un buen paseo por la residencia de los Jesuitas y sin visitar la habitación en la que una vez hizo de las suyas con un tal Iñigo de Loiola… No ha podido repetir. ¡Con lo bien que lo tenía preparado…! Bueno, pero se las ha ingeniado. Seguro. Un buen rato con el Señor para poder agradecerle tanta bendición y la fortuna de estar aquí junto a él y también junto a Chircop, un buen tipo, sin duda. A El, al Señor, y a todos, buenas noches. Gabon.

DOMINGO DÍA 23 DE FEBRERO

Nos hemos levantado con una capa blanca de nieve vistiendo los campos de Loiola. Al momento de escribir esto sigue nevando. Es la imagen de la bendiciones que Dios está derramando sobre sobre nosotros.

Los laudes han tenido la fuerza de un pueblo que está gozoso con el Señor. Los cantos (El león de la tribu de Judá, Canta y danza, pueblo de Dios, Hay una promesa en la Biblia...) han resonado y han encendido la alabanza. También hemos recibido palabra de profecía. El salmo 117 ha puesto voz coral a la misma. A la finalización de los laudes, la última enseñanza de este Retiro. Ahora nos queda la Eucaristía… y esperar que la nieve nos permita volver para la gloria del Señor.

Ya hemos terminado. La nieve ha cesado. Una pausa necesaria y bien colocada para que podemos volver sin problemas. Nos queda añadir la homilía de la Eucaristía del domingo II de Cuaresma. Una homilía que recoge también el testimonio de conversión de nuestro hermano Noel Chircop. Nos despedimos de este encuentro con mucho agradecimiento al Señor por lo que ha hecho y por la suerte de conocer a Noel. Esperemos volver en encontrarnos por los caminos del Señor. Que Dios lo bendiga y cuide de él.

Como siempre, una gozada. ¡Gloria al Señor!

6 respuestas a LOIOLA 2013

  1. FLOREN dijo:

    PROVIDENCIALMENTE y subrayo lo de PROVIDENCIALMENTE, anoche me encontraba con este blog, ¡qué alegría más grande! Y otra alegría mayor fue cuando me encontré las enseñanzas de N. Chircop al pueblo joven de la RCCeE de la Zona Norte. ¡Bendito sea Dios!

  2. charo dijo:

    Un millón de gracias por la genial idea de crear este blog, no sabeis como echabamos en falta este medio que nos permitiese acercarnos mas a los hermanos de la zona norte, o regustar los retiros de la zona como el de Loyola, poder disfrutar de los cantos e intercalar con Fray escoba.
    Asi que gloria al Señor por este “finde” que nos ha permitido subir con El a través de nuestro hermano Noel al Tabor, y poder proclamar que ¡EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE Y QUE TENEMOS UN GOZO EN EL ALMA! y que podemos seguir teniendolo a traves de esteblog y de Fray escoba. Que el señor os siga bendiciendo para llevar a cabo ese sueño que tiene para su pueblo de la Zona norte. Un abrazo.

  3. Bea dijo:

    Soy Bea, no sé cómo agradeceros esta web que habéis hecho. Es un regalazo para los que no hemos podido ir a Loyola. No me cansaré de daros las gracias de todo corazón. Os quiero. Rezad por mi niña que está muy pochita por favor. Un abrazo.

  4. sagastamora dijo:

    El poner el canto y la música en directo hace que el “calor” llegue antes. Casi casi es como si estuviéramos ahí sentados entre vosotros. Se siente y se respira.
    Aún no he escuchado las charlas; lo dejaré para las horas nocturnas. Yo sigo siendo fan, digan lo que digan. Es agua fresca. No faltará mi comentario.
    Seguid siendo buenos.
    Un beso

  5. sagastamora dijo:

    Yo también quiero estar esta noche con ÉL.
    Gracias una vez más por acercarnos a casa su Gracia.
    Buenas y felices noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s